Commo | ¿Qué es el co-branding?
El co-branding es la asociación de distintas marcas con el objetivo de potenciar su imagen, su valor y su rentabilidad. Es básicamente un “la unión hace la fuerza” aplicado al branding. Existen 4 tipos: cobranding de conocimiento, de ingredientes, de competencia complementaria y de promoción de valores.
cobranding, branding, marketing, win to win, colaboración marcas, imagen de marca, unión dos marcas, cobranding mcdonalds, cobranding conocimiento, cobranding ingredientes, cobranding competencia complementaria, cobranding promoción de valores
18632
post-template-default,single,single-post,postid-18632,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1200,vss_responsive_adv,qode-theme-ver-9.5,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive

¿Qué es el co-branding?

Es difícil para una marca sobrevivir hoy en día en un mercado en el que todo existe por duplicado. Por esta razón, en los 90 nació el concepto de co-branding, que volvió a ponerse de moda hacia el 2010 debido a la crisis. ¿Y qué es eso de co-branding? El término se refiere a la asociación de distintas marcas con el objetivo de potenciar su imagen, su valor y su rentabilidad. Es básicamente un “la unión hace la fuerza” aplicado al branding.

Si se hace bien, esta sinergia puede convertirse en un win to win y aportarle a tu marca grandes beneficios como por ejemplo un aumento de la cuota de mercado, una mejora de la imagen de marca, o una mayor rentabilidad.

Tipos de co-branding

Y como en toda estrategia de marketing, el co-branding también tiene distintas técnicas. Según Tom Blackett y Bod Boad, autores de “Co-Branding: The Science of Alliance” existen cuatro tipos:

  • Co-branding de conocimiento: Se da cuando el objetivo de ambas marcas es expandirse geográficamente para llegar a otros públicos.
  • Co-branding de promoción de valores: Aquí el objetivo de las marcas colaboradoras es ensalzar los valores de ambas, mediante halagos mutuos hacia las virtudes de cada una. Con esto consiguen más fidelización ya que le proporcionan confianza al consumidor.
  • Co-branding de competencia complementaria: Consiste en crear un producto totalmente nuevo que genere un gran impacto en el mercado, y así también aumente el valor de ambas marcas.
  • Co-branding de ingredientes: Consiste en sacar un nuevo producto de la mano de ambas marcas, que deben compartir los mismos valores para que obtengan un buen resultado. Un ejemplo de esto vendría a ser el helado McFlurry de Oreo que se vende en McDonald’s.

 

Finalmente cabe decir que antes de embarcarnos en una estrategia de co-branding hay que cuidar algunos detalles importantes. Si los objetivos no son los mismos y los valores de ambas marcas son muy diferentes, el co-branding puede destruir la percepción de tu marca en la mente del consumidor. ¡Se debe elegir bien al compañero de viaje para que la asociación sea mutuamente beneficiosa!